Autor, editor, ¿aún no conoces Lektu? Descarga nuestra presentación y únete a nosotros.

La dama de los espejos

La dama de los espejos


Idioma: Idioma: es español
Ebook
ePub libro mobi libro
ISBN: 978-950-15-6180-7


Una noche de 1801, María Josepha Petrona de Todos los Santos, iba a casarse con Diego del Arco. El hombre había sido elegido cuidadosamente por sus padres, los Sánchez de Velazco. Pero ella se rehusó. Apeló al Virrey para evitar un matrimonio que iba en contra de su voluntad y lo logró. Tenía apenas catorce años.

Mariquita Sánchez se convirtió entonces en heroína de su propia historia y guía férrea de su propio corazón. Mariquita traspasó los límites impuestos por la época. Amó los libros, amó la política, amó los salones de su casa donde recibió a intelectuales, poetas, militares, patriotas. Amó a un hombre, Martín Thompson, con quien recorrió el difícil camino de la Revolución de Mayo. Cuando la felicidad le dio la espalda, amó más todavía –con locura, por error y a destiempo. Crió a sus hijos, escribió bellísimas cartas, trató como amigos a los protagonistas de su tiempo. Fue una dama francesa en Buenos Aires. Fue la más porteña de todas las damas del Río de la Plata. Fue una de las mujeres más ricas de la ciudad y fue la rebelde que mendigó un hogar en Montevideo en los años del rosismo.

Mariquita Sánchez vive en las páginas de La dama de los espejos. Del modo en que solo una escritora como Gabriela Margall podía lograr: con el pulso de la época narrado magistralmente con detalles y matices. Muy lejos de la imagen canónica de la dama que prestó su casa para que se entonaran las estrofas del Himno Nacional, aquí vive una mujer que se entregó a la extraordinaria aventura de elegir su destino.

Nací una lluviosa noche de noviembre, según se relata siempre en las grandes reuniones familiares. En mi familia todo parece ser grande. Gran cantidad de tíos y primos, enormes reuniones navideñas, inmensa cantidad de regalos para los cumpleaños. Y, por supuesto, grandes lectores. Entre ellos, mi madre. Cuando era pequeña, mi madre me compró un entrañable libro llamado Ana la barquera. No puedo olvidar cómo contenía la respiración mientras escuchaba las palabras que ella pronunciaba al leérmelo. Aún tengo ese librito y todavía me quedo sin aliento cada vez que lo tomo entre mis manos. Con ese pequeño, y al mismo tiempo muy importante, incentivo comencé el camino que me trajo hasta este increíble momento de mi vida.

Con los años, aprendí a leer y eso significó aprender a conocer. Leyendo se puede viajar a mundos lejanos y exóticos; leyendo se puede conocer a personajes encantadores y personajes siniestros; leyendo se puede llorar y reír. Y leyendo se puede llegar a vivir una de las historias de amor más atrapantes de la literatura.

Leer a los veinte años Orgullo y prejuicio de la maravillosa Jane Austen fue un dichoso cambio en mi vida. No esperaba encontrarme con tanta pasión y con tanta inteligencia. Quedé tan asombrada con la luminosa personalidad de Elizabeth Bennet y con la fuerza del amor de Mr. Darcy, que inmediatamente quise escribir una historia parecida.

A partir de mis primeros esbozos literarios, descubrí que intentando imitar a alguien, estaba transitando un camino equivocado: me estaba perdiendo a mí misma en aquella imitación. Fue una larga la travesía la que tuve que hacer hasta lograr expresar mi verdadera voz, mis verdaderas ideas y los verdaderos motivos por los que deseaba escribir. Gracias a una amiga, conocí el fascinante mundo de la novela romántica y me convertí en una lectora apasionada (¿sería posible encontrar a alguna lectora que no lo fuera?). Nada me resulta más gratificante que leer una novela romántica en una tarde de lluvia, nada me entusiasma más que descubrir un nuevo tesoro al abrir un libro romántico por primera vez. El amor fue la primera razón que encontré para escribir.El amor hace a la vida hermosa y quería escribir sobre esos sentimientos que nos hacen estremecer.

En mis años de estudio en la universidad, me interesé por la época que en la historia argentina se denomina “del Virreinato” (finales del siglo XVIII y comienzos del XIX) y en especial por una mujer llamada María de Todos los Santos Sánchez, conocida en mi país como Mariquita Sánchez de Thompson. Ella vivió una de las historias de amor más recordadas de la Argentina, al negarse a contraer matrimonio con quien su padre había dispuesto y llegó hasta la justicia y hasta el mismo virrey para defender su amor. Pensé que si había en aquella época mujeres tan fuertes y valientes yo podría escribir, con mi propia voz, novelas que tuvieran lugar en sitios que me resultaran mucho más familiares que la Inglaterra del siglo XIX o el oeste norteamericano y en donde pudiera explicar de una modo mucho más cercano y comprensible la Historia de mi país.

Así fui llegando hasta el día de hoy. Luego de escribir mucho, (¡y de corregir muchísimo!) pude lograr algunos escritos que tenía guardados sin ninguna esperanza de que vieran la luz en forma de libro. Hasta la convocatoria que realizó la editorial argentina Vestales. Desde entonces todo ha sido algo que se parece mucho a un sueño y que no puedo terminar de creer que sea la realidad.

Y aquí estoy, escribiendo esta biografía que con tan amable interés me solicitaron desde Autoras en la sombra, sobre mi primera novela publicada. ¡Qué emoción! ¡Y cuántos nervios al mismo tiempo! Espero que lean pronto Si encuentro tu nombre en el fuego y me cuenten qué les pareció.


Regístrate para poder escribir tu crítica

COMUNIDAD Total: 0


Sé el primero en escribir una crítica
Otros productos de los mismos autores