Autor, editor, ¿aún no conoces Lektu? Descarga nuestra presentación y únete a nosotros.

Tormenta y otros fantasmas

Puntuación 4.5


Comparte esta crítica
21/feb/2018
Descargó este producto
LA TORMENTA TRAE MUCHO MÁS QUE FANTASMAS


Es Daniel Hermosel un escritor apasionado. Centrado en el detalle y la concreción, pero aficionado al etéreo. Dos elementos contradictorios que sólo pueden mezclar con pluma sutil y firme.

Me adentro en esta su segunda colección de relatos con avidez, tras haber devorado otras anteriores y posteriores. Ya de inicio, y siguiendo sus propias pautas, arranca con un texto largo en comparación con sus hermanos. “Tormenta”, que da parte del nombre a la recopilación, es una bipolaridad provocada por las carencias del costumbrismo y conformismo heredado. Escrito con verbo antiguo y nombre de pueblo. Clásico en blanco y negro. Una delicia suave que arranca los motores de la percepción y nos prepara para la vertiginosa sucesión que aguarda páginas más adelante.

Y no yerra.

Pasamos por las secuencias de relatos “De Paso”, con “Él y Ella”. Sin ser los mismos, son parecidos y somos nosotros afrontando cada situación vista desde la cara interna del espejo. Fallando más que triunfando. Sintiendo esa pena con encuentros, reencuentros y desencuentros.

Cambia registros y ritmos con las onomatopeyas de “Cuarto menguante”.

Llega a inquietarnos mucho con “Último tren”. Mirando ahora los vagones y sus gentes en forma diferente pero no ajena. Una brillante transmisión culminada en giro mediante el diálogo y la observación.

Nos muestra un maduro Peter Pan en “El hombre del pijama azul con un batín de terciopelo rojo”. Como un maestro y mago de oz, protector inquebrantable. Es un análisis social y mental. una crítica más feroz que el más feroz de los lobos. Y un canto a la esperanza, haciendo bello lo diferente. Que provoca mil nostalgias.

“¡Bang, bang!” es toda una vida en pocas líneas, y buen ejemplo del estilo del autor, como condensa para contar tanto en tan poco, cazando al lector con sus clímax.

Son todos estos apenas unos pocos ejemplos del volumen que les detallo. Sus claves:

El poso y sentir de realismo atemporal que confieren un tono de complicidad con nosotros, desde el otro lado, contándonos qué hay detrás de cada escena.

Sus más breves se hacen familiares que podríamos haber vivido, en los que estaríamos o estaremos. Tan cotidianos y especiales a la vez que se confunden con los recuerdos difusos. Es un ladrón de momentos del antes, después y durante. Nos y los convierte en cuadros armónicos. Preserva y ensalza esos instantes y escenas con la letra, sacando la esencia de cada uno, dándoles el valor que no podemos apreciar en directo.

Usa la metáfora como arma, poniendo alma en seres sin aparente voz, pero con mucho sentido.

Nos guía y acompaña al corazón de cada texto, de la mano. Por y con esos detalles mencionados, sublimados. Ellos son cimiento y raíces de sus ideas.

Con la naturaleza siempre de fondo, obsesiva. Involucrada e intrínseca. Atmósfera y contexto. Teatro de los sueños y dolores, esperanzas y realidades inmersos en decorados deliberadamente pequeños.

Sin olvidar sus bandas sonoras y recomendaciones, el vino que combina con el verbo, bebida suave para volver sobre sus frases y pasos.

Resumiendo, estamos ante un escritor que afronta sus creaciones como aventuras. Que no teme sumergirse y descubrir. Que comparte mostrando, y se denota en evolución acelerada a medida que escribe, creciendo como literato.

Una muy bueno lectura para acompañarnos, ensalzar el ánimo y crearos curiosidades. Que nos gustará volver a leer para obtener todas las pistas y completar el puzle.

Recomendable, empático y veloz en su deguste. Acertaréis con su lectura.

· 1
Regístrate para poder escribir tu comentario

Comentarios Total: 1
  • Marieta LB
    por Marieta LB · 1/may/2018

    Wow, qué reseña tan completa ^^. Me ha gustado mucho poder descubrir las novelas de Daniel y, por lo que cuentas, este compendio de relatos es otra obra maravillosa. La verdad es que me gusta mucho como escribe este autor y coincido contigo en que su pluma es sutil y firme y se nota que disfruta escribiendo porque sus novelas lo reflejan y enganchan tanto que no puedes parar de leerlas.

    ¡Besos y nos leemos!

    Marieta ~ Relatos de una náufraga

    #bloggerseindie