Autor, editor, ¿quieres subir tu contenido a Lektu? DATE DE ALTA AQUÍ

T.ERRORES II

Puntuación 4


Comparte esta crítica
Román Sanz Mouta
por Román Sanz Mouta · 23/abr/2020
Descargó este producto
Sorprendido, perdido y trastornado por el miedo...

Retorno con el segundo tomo de Terrores y Errores sabiendo que, con mi querencia al terror y las buenas impresiones del primer volumen, en esta continuación transgresiva me encontraría en mi verdadero elemento lector, pues adoro que intenten sorprenderme, agitarme, alterarme, provocarme y desafiarme. Y lo experimento con el verbo e intención aquí perpetrados, los cuales no dejan indiferente. Pues consiguen afectar y dejar un poso tras lectura, que vuelvas a ellos, que la psique se rebele y revele. O quizá sean ellos los que regresan a ti desde el ancla de tu memoria. ¿Nunca habéis soñado en pesadilla con leer un libro tan terrorífico que, una vez cerrada la página, esa consabida contraseña de seguridad entre autor y lector, no termine el pánico y la historia continúe viva? A ello.
Pero hay que pararse primero en el sublime y desprestigiado uso de la segunda persona narrativa, el mejor recurso para los cuentos de terror (tiene su riesgo y produciría un artículo largo y un debate aún más extenso su empleo, ya que polariza el estilo). Una herramienta peligrosa porque requiere una precisión de cirujano, y no cualquiera es apto para su osado manejo. O una primera persona cómplice, afín, seductora, que se mete bajo tu piel por empatía del miedo, que casi está pidiendo ayuda. Cuando aquí se usa la tercera, suele ser mentirosa y guardar trampa. Eso, y los viajes, sean oníricos, lisérgicos o eclécticos.
Todos los relatos son inmersivos, te hablan a ti. Aquí vemos muestras de una evolución que merece la pena experimentar en sus pequeñas píldoras por el colapso de sensaciones ofrecidas por cada autora y autor. Y no será fácil elaborar sinopsis y comentarios breves sobre estos relatos, porque cada uno propone misterios dignos de resolver en una charla entre dementes que espero tengamos, por lo que me perdonarán si yerro alguna interpretación o me permito alguna licencia psicodramática; disculpas de antemano. Me dejo de cháchara y paso a la disección.
¡Bienvenidos al circo de la entropía!

- Sintasol, por Pedro P. González: la conciencia, que no es la conciencia sino tu otra voz, desnuda tu verdad, quién fuiste, quién eres y quién no serás. Junto con todo lo que hiciste. Que te persigue. ¿Eres capaz de aceptarlo…? Una introspección en agonía que busca liberarte de forma insistente, narrada como una aguja en la sien durante una cuenta atrás de paredes y tiempo que se hacen más y más pequeños mientras tú degeneras y te apagas.
- Leche fría, por Pepín Flores: en el laberinto de un hospital, una madre es atendida de sus dolencias estomacales; tratada, apartada, aislada y estudiada. Al final, no queda más remedio que operar. El resultado es inesperado porque ¿quién puede apartar a una madre de su hija y a una hija de su madre…? Nos brinda este texto algunas imágenes que cercenan el sentido, como ese doctor, como la criatura, como la madre de antes y después y dentro. Y el sabor de la leche. Fría. Muy fría.
- Duérmete, niño, por Jorge Pérez García: las canciones de la infancia son puertas de reminiscencias a otros lugares, que se dividen entre sueños y pesadillas. Pero cuando vuelves a la realidad, solo queda el miedo. Y algo más, que viene a por ti… Juega aquí con la misma concepción de la mayor y más terrible de las sensaciones, a la que da personaje propio, quien gusta de explicarte, en detalle, porqué hace lo que hace. El sufrimiento y la posesión.
- En el ojo de la entropía, por Jose Ángel Conde: un viaje en nuestro futuro, con la galaxia ya cartografiada y colonizada por grandes naves y mejores ambiciones, desencadena en un punto de inflexión que muestra lo poco que sabemos y lo mucho que oculta el universo, quien marca una nueva hora y realidad… Nos recreamos aquí en un lenguaje, de terminología técnico-empírica, tan cuidado y escogido que arrastra cual marea cósmica desenfrenada en un recorrido minucioso sobre esa singularidad que guarda la verdad del origen y el final y la creación de los tiempos, de la misma existencia.
Continúa en https://dentrodelmonolito.blogspot.com/2020/04/ritual-roman-xxii-terrores-vol-ii.html

· 1
Regístrate para poder escribir tu comentario

Comentarios Total: 0
Sé el primero en escribir un comentario