Autor, editor, ¿aún no conoces Lektu? Descarga nuestra presentación y únete a nosotros.

Seres malditos. El origen

Puntuación 4.88


Comparte esta crítica
Benjamín Ruiz
por Benjamín Ruiz · 19/abr/2018
¡Me quito el sombrero!

¿Recuerdan ustedes aquel anuncio de las gafas Ray Ban, de hace unos años, en el que un grupo de vampiros iban a la playa para ver amanecer, protegidos con sus lentes de aviador, y de repente uno salía ardiendo? Los demás se echaban a reír y el que parecía el jefe,decía "alguien se olvidó de ponerse sus Ray Ban". Pues ése es el espíritu de este libro: una auténtica maravilla. Una autora con mucho oficio, que es capaz de escribir este novelón como ópera prima, tiene que llegar muy lejos. Y si no, tiempo al tiempo. Una historia coral, con multitud de personajes; vampiros empáticos, demonios vengadores, brujas sensuales, cambiaformas, nigromantes, hechizos, humor, mucho sexo del bueno... Con guiños a Blade y a los vampiros homoeróticos de Anne Rice, y a la cultura pop de los 80 y 90. Ambientada Bilbao, Madrid, Zaragoza, París y Londres, entre otras ciudades, y en distintas épocas, incluido la década de los 70 del siglo XXI, narra el devenir de distintos seres mágicos y "malditos" que conviven con los mortales bajo ciertas directrices. Los Agentes Negros persiguen a aquellos seres que no cumplen las leyes. Como idea, es super original, pero es que la autora, lo borda. Algunos capítulos rozan la genialidad. Las escenas de sexo ponen cachondo al ser más frígido, descritas con una precisión visceral. Trata las palabras con amor, pasando del lenguaje más vulgar y callejero al más lírico y poético. Los personajes, siendo fantásticos, son más realistas, que algunas personas que pasean por la calle. Respeta la inteligencia y la complicidad del lector, y es capaz de visualizar escenas complicadas, con la soltura de un guionista de cine. Oficio, mucho oficio. Y una autora culta, que sabe lo que el lector quiere: Más historias como ésta. Leeré la segunda parte, La Conversión, sin dudar. En resumen, Eba Martín me da mucha envidia. Porque éste es el libro que yo hubiera querido escribir. Señoras y señores, ¡léanlo!

· 1
Regístrate para poder escribir tu comentario

Comentarios Total: 0
Sé el primero en escribir un comentario