Autor, editor, ¿quieres subir tu contenido a Lektu? DATE DE ALTA AQUÍ

Revista Pulporama
Ebook
ePub fixed libro pdf libro

Otros usuarios que descargaron este ebook



Revista de género de ciencia ficción, fantasía y terror con un toque pulp.

Número 6: Objetos malditos.

Contenidos: Relatos, artículos, poemas, ilustraciones, cómic, fotografía.

Llegas del trabajo cansada. Te sientas en el sofá y enciendes el televisor. Nada. Te saluda la pantalla en negro, que no responde al mando ni a tus quejas. De pronto, el cristal se ilumina con escenas salidas de otro tiempo, de otro mundo. Los personajes que hay en ella te hablan. A ti, sí, a ti. ¿No los oyes? Es tu nombre el que pronuncian. Te levantas y huyes hacia la cocina, presa del pánico. Cierras la puerta tras de ti y respiras. ¿De dónde ha salido esa fotografía? Sí, esa, la que cuelga del frigorífico, prendida con un imán. Desde luego, no es tuya. Muestra la espadaña de una iglesia que desconoces y a un puñado de labriegos que pertenecen a otra época. Parecen observar a un muerto y a alguien que lo está inmortalizando con una extraña cámara fotográfica. Descuelgas la instantánea, la arrugas en un puño y la arrojas al cubo de basura. Entonces, una música bellísima te invita a abandonar la cocina. Proviene de tu habitación. Encuentras su origen en una pequeña cajita de música. Las notas musicales se pervierten y la suave melodía se torna en una cacofonía insoportable. Te refugias en la cama, bajo el edredón desordenado y, en el momento justo en que la música cesa, sientes un pinchazo en el costado, en los dedos de los pies, en los brazos. Estás rodeada de enormes conejos negros que lanzan dentelladas a tu carne expuesta. Abandonas la habitación. ¿Acaso no estás a salvo en ninguna parte? Quizá en el cuarto de baño. Pero no. Allí, bajo la inmensa sombra del espejo, tampoco encuentras solaz. Su superficie muestra horrores imposibles y una siniestra figura se materializa ante ti y señala con vehemencia a un portalentes que no es tuyo y a una crema rejuvenecedora que jamás antes habías visto. Tienes que largarte de esta casa. Ya. Así lo haces. Y corres. Corres al trastero, el último refugio conocido. Allí todo está oscuro. Enciendes la única fuente de luz que existe, prendiendo con la llama de un mechero las velas de un candelabro. El hedor es insoportable. Lo persigues hasta encontrar su origen en un cubo en el que reposan falanges arrancadas y un brazo incorrupto. Das un respingo al oír el rasgar de unos nudillos al otro lado de la puerta. La abres con cautela. Frente a ti aguarda un mensajero —te sorprende las botas que calza, fuertes, demasiado recias para esta época del año y el bumerán que lleva ceñido al cinturón como si de un arma se tratara—, que te tiende un paquete. «Firme aquí, señora», te pide, mientras te tiende un bolígrafo. Estampas tu rúbrica en tinta roja con premura y abres el paquete. Dentro hay una copa y una nota manuscrita que reza: «bébeme».


Regístrate para poder escribir tu crítica

COMUNIDAD Total: 1

  • Lu Perovich
    por Lu Perovich · 9/may/2024
    Descargó este producto